miércoles, 26 de noviembre de 2014

Objeto del deseo













Carnosas, descarnadas, abiertas, cerradas. Lampiñas
o peludas, secas o húmedas, la vulvas son sin duda
un oscuro objeto de deseo masculino. Apenas asomada
entre las piernas femeninas, se hace ver en plenitud en
momentos "sagrados". Va nuestro homenaje.