HACEMOS WEBCAM?

HACEMOS WEBCAM?
hacé clic en la imagen para pasar la cuarentena conmigo.

martes, 29 de julio de 2014

Turismo: Love Castle Sex Museum
















Estuvimos recorriendo un poco el mapamundi
y encontramos en Gyeongju, Corea, un lugar 
digno de visitar, y por qué no de recomendar.
Se trata del Love Castle Sex Museum. Disfruten
de sus excéntricas esculturas.


Kenny Heat y Gloria Parque - Sexo oral 1




En su debut, Kenny Heat experimentó lo que significa
recibir sexo oral de Gloria Parque. Y como pueden
imaginarse, la experiencia fue maravillosa.

lunes, 28 de julio de 2014

Recordamos a Deborah Pratt


 




Recordamos a la actriz Deborah Pratt en el día de
su onomástico y saludamos a todos aquellos que
compartieron momentos con ella y sufren su ausencia.

Noticias del porno argento

Parece que se viene una peli más de
Víctor Maytland para antes de fin del
2014. Siempre es una buena noticia
que haya producción nacional, así que
muy bien por la iniciativa.

viernes, 25 de julio de 2014

Encuentro swinger: El primero en acabar...




Y seguimos rescatando escenas del último encuentro
swinger en El Sombrero de Gardel. En este caso,
captamos la "entrega" de uno de los participantes. 


lunes, 21 de julio de 2014

Encuentro Swinger - Escena 1




Y se armó el encuentro swinger! Por supuesto que El
Sombrero de Gardel estuvo presente y filmamos algunas
escenas que podrás ver en este primer resumen.


martes, 15 de julio de 2014

Relato erótico III: Alumna y profesor.



Sexo en el aula

Mes de Noviembre, día sábado. A dos días de finalizar la cursada, en ese entonces dejé de ser su alumna y él dejo de ser mi “Teacher”, (así me gustaba llamarlo). Desde el primer día de clases me llamó la atención, 1.80, morocho de ojos celestes. Con varios años más que yo, lindo… Pero su belleza estaba opacada bajo una barba candado. Por suerte, ese día estaba afeitado.

Excelente docente, de esos que da placer escucharlo.

Llegó ese sábado esperado, estábamos en la Facultad, era hora de irse pero ninguno de los dos quería finalizar la conversación, yo tenía puesta una remera con un escote algo generoso y entre risas, miradas hizo una observación en un lunar que tengo entre mis senos. Diciendo que era la alumna con el lunar más sexy. Estábamos distendidos, solos, enfrentados con muy poca distancia de por medio.

Yo amenazaba con que me tenía que ir, y él no sabía cómo retenerme, me invitó un café de la máquina que estaba ahí nomás, en el mismo piso.
Busco dos tazas e hicimos un brindis con café.

Cada vez estábamos más cerca, apoye una de mis manos sobre un botón de su camisa y el beso no se hizo esperar…

Apasionado, profundo y extenso…

Me quité los anteojos, la cartera que llevaba y dejé que me abrazara.
En eso alguien nos sorprende con su grito, y lo primero que hice fue levantar mis pertenencias y esconderme en una de las aulas.

Espere callada, hasta que esa empleada lo saludara y se despidiera de él.
Cuando todo pasó quise salir del aula, y en contados segundos sentí sus pasos, con firmeza que venían a mí, cerró la puerta del aula, y ahí nos quedamos.

 Se me acercó, me acaricio la cintura por debajo de la remera y me hizo referencia a la suavidad de mi piel, nos dimos besos tiernos, pero no me pude contener. Mi humedad era terrible y su bulto se hacía notar, estábamos en el aula de informática. Buscaba un lugar para sentarme, me apoyé en el borde de un pupitre y abrí mis piernas. Él parado frente a mí. Estaba incómoda al lado de periféricos. Se me ocurrió decir vamos al piso, y así fue.

Nuestra excitación era imposible de contener, me quitó el pantalón, y no tardó en correrme mi prenda interior para penetrarme con uno de sus dedos. Nos seguíamos besando, hasta que le pedí por favor que me cogiera, ya no daba más… ya no dábamos más, fue breve, pero intenso, terminó derramado su semen sobre mi abdomen.

Relato erótico en primera persona
Historias Reales
 Gloria Parque.

miércoles, 9 de julio de 2014

Partuza: Escenas finales

Escena pre-polvo
Escena del polvo
Escena Post-polvo



Y llegamos al final, amigos. Estos tres videos
resumen una jornada de sexo en grupo, música
y diversión. La escena que presentamos corona
una noche mágica. Esperamos les guste. Comenten!

martes, 8 de julio de 2014

Relato erótico II: "Martes de lluvia"


Martes de lluvia.

Nada me inspira mejor que un día de lluvia, para vivir un momento de pasión.

Jornada intensa, algo cansada. Eran alrededor de las 21 cuando llegaba al final de mi día laboral. Sentada frente a la pc. Acepté una solicitud de amistad en Facebook y el caballero me lo agradeció. Tuvimos un intercambio de palabras, me preguntó si me podía visitar, a lo que respondí estás lejos? A las 22 me tengo que ir, me dijo.

Resolví decirle, !venite! Y por esas cosas ni siquiera entre a su perfil, sólo recordaba su nombre y su voz, ya que para confirmar lo conversado por escrito, me llamó. Ahí estaba en la puerta esperando, lo hice pasar, me saludó, respondí con una sonrisa. Alto, elegante, de 30 y pico, vestía un sobretodo y llevaba un paraguas en la mano. Muy seductor, sonriente, de voz grave. 

En el camino al ascensor, escucho un ¡qué linda estás!, y con una sonrisa tímida de mi parte, dije gracias. A todo esto ya eran tipo 21:30, estaba algo nerviosa, realmente yo me tenía que ir a las 22, pero antes tenía que disfrutar de este momento, sin pensar demasiado.

Lo dejé musicalizar el momento, con música del grupo Superheavy.

Fui presa de sus labios, deliciosos y muy apasionados besos me dio este caballero… Note amplia experiencia, en encantar a más de una mujer… por dentro estaba derretida, pero quería disimular un poco… Morocho de piel bronceada, no parábamos de besarnos, ejercía fuerza con su mano sobre mi cuello, con ganas de devorarme y yo no tarde en responder de la misma manera.

Pasaron varios minutos, alrededor de 30, besándonos y ¡vestidos! parados al lado de la cama, parecía no tener ningún apuro. Poco a poco nos fuimos quitando prendas. Volví a mirar sus ojos, creo que estaba paralizada bajo su mirada, preguntando cosas tontas, para intentar bajar las pulsaciones de mi corazón.

Una de mis preguntas, fue ¿siempre sos así?, su respuesta fue, es una cuestión de piel, me preguntó lo mismo, y dije ¡No!

Y si…era una cuestión de piel, o calentura potenciada, mi cuerpo respondía con fluidos, esos que al principio me dan un poco de vergüenza, pero sé que es la clave para poner más jugosa la situación… Creo que no hay nada más excitante para un hombre. Ver y sentir que el cuerpo de la mujer que tiene entre sus brazos responde así.

Nosotras podemos fingir, nuestro cuerpo no…

Se desenvolvió muy bien a la hora de tocarme, acariciar suavemente mis senos, lamerlos, penetrar mi vagina con sus dedos, comenzó de a uno y fue sumando otros. Parecía tener el dato exacto, para encontrar el punto de mi debilidad.

Me dejé llevar, alternamos posiciones, las normales, pero en un momento me levanto como una palomita, y lo hicimos de parados, mis piernas rodearon su cintura. Posición que no es muy habitual para mí, pero su altura y buen estado físico hicieron que sea placentera e inolvidable.  Nuevamente en la cama, encima de él, acariciaba su pelo, lo miraba y decía por dentro, sos tan lindo…  

Acaricie su cuerpo y fui bajando suavemente, qué decir… un lujo, impecable, su zona genital suave, totalmente rasurada. Un placer poder saborearlo, estaba listo para actuar.

Esa noche fue él, quien tomó la decisión de complacerme. Estoy acostumbrada a llevar las riendas de la situación, pero ante ese hombre me dejé llevar, sin poner resistencia. Acostada boca arriba, frente a frente, entregada a ser profundamente penetrada, sentirlo hasta el fondo y tratar de retenerlo con mis músculos. Sonreír,  gemir,  mirarlo, compartíamos el mismo código, vivir ese momento como si fuera el único. 

Pensé y dije en voz alta, soy yo la que debo llevar el control.  Ese hombre de voz grave y sonrisa pícara, me respondió “quedate tranquila que estoy disfrutando al igual que vos”. Me pidió cambiar de posición, me puse en cuatro, en el borde de la cama. Una de mis poses preferidas para llegar al momento de máximo placer.

Nuestros cuerpos siempre en contacto, no nos podíamos despegar, lo sentía sobre mi espalda, sus brazos envolvían mi cuerpo y nuestras bocas unidas por besos, con uno de mis brazos acariciaba su cuello, queríamos llegar juntos, y lo logramos. Terminé con los pelos alborotados, transpirada, la cara enrojecida por su barba y con semen en mi rostro.

Cuando todo terminó, se despidió con un beso en la boca.

Afortunadamente este ser humano no tardo en volver, es decir que esta historia, continuará…




Relato erótico en primera persona 
Historias Reales
Gloria Parque.


jueves, 3 de julio de 2014

Una huevada

Un esperma-huevo es cosa poco vista. Por eso en
El Sombrero de Gardel decidimos publicar este
simpático engendro para que lo puedan apreciar.

Sushi

No es lo que todos esperaban, ¿cierto? Y es que
nosotros también nos sorprendimos con esta foto y
se la queríamos mostrar. 

miércoles, 2 de julio de 2014

El sombrero de Gardel









 Ups!
Después de tanto buscar, encontramos el famoso Sombrero
de Gardel, justo ahí donde estábamos sacando estas fotos. 
Véanlo y disfrútenlo!